patrimonio arquitectónico

IMG_3947.JPG

Monasterio cistercense femenino, fundado el siglo XII. Ha tenido plena actividad monacal hasta el 2007, año en que las últimas monjas se fueron y se reintegraron en otros conventos de la orden.

El conjunto monástico consta de varios edificios de diversas épocas (siglos XII-XVIII) rodeados por una muralla con acceso por su frente occidental, a través de un arco abierto en el piso bajo de una torre de planta cuadrada.

Los edificios se ordenan en torno a dos patios rectangulares. En el mayor se ubican la fuente, el lavadero, la fachada meridional de la iglesia y un pabellón del siglo XVIII, mientras que en el menor se sitúan la hospedería, varias construcciones de servicios y la entrada principal al recinto monástico, a través de un interesante pórtico arquitrabado del siglo XVI.

Las dependencias monacales se distribuyen en torno a un claustro. Allí se encuentran las bodegas, el refectorio y la antigua sala capitular, además del ingreso a la iglesia por el lado del Evangelio.

El claustro, del siglo XV, consta de cuatro crujías y está abierto en arcos lobulados de piedra. En siglos posteriores se levantaron sobre el claustro otras dependencias construidas en ladrillo, sobre pilastras también en ladrillo, que cegaron algunos de los arcos.

Alrededor del claustro se articulan las dependencias principales, como el comedor bajo, en el que destaca el artesonado de madera sostenido por vigas apoyadas en ménsulas decoradas en el siglo XVI.

La antigua sala capitular se cubre con bóveda nervada, aunque hoy el espacio aparece compartimentado en varias estancias. En dicha sala destaca la existencia de unas laudas sepulcrales esculpidas con las figuras de dos abadesas, fallecidas en el siglo XVI.

Sobre la estancia destinada a cuadras, cuya cubierta está sostenida por dos arcos de medio punto que arrancan del suelo, se construyó un pabellón en época moderna, donde se aprovecharon elementos de la primitiva estructura del siglo XVI como columnas y pilastras.

2018-05-04_12-18-58.jpg
2018-05-04_12-19-25.jpg
2018-05-04_12-21-35.jpg
SWEETS

Sieso

La iglesia parroquial de San Martín es un edificio de origen románico de finales del siglo XII que fue reformado y ampliado durante los siglos XVI-XVIII. La primitiva iglesia románica sería una construcción de fábrica de sillería, de planta rectangular con nave única y ábside semicircular orientado al este. En los siglos XVI-XVII sus muros fueron recrecidos en altura y anchura, construyendo en ladrillo una galería de arquillos de estilo aragonés que recorre todo el perímetro de la iglesia excepto la torre. En este momento se edificó la nueva portada de acceso, se recreció el ábside, se añadieron dos naves laterales con capillas intercomunicadas por arco diafragma y se dispuso el coro alto a los pies del templo. La sacristía ubicada en el ángulo sureste, al lado de la cabecera, sería un añadido del siglo XVIII, conservándose en uno de sus sillares la inscripción AÑO 1766.

2018-05-04_11-54-13.jpg

Panzano

La iglesia parroquial de San Pedro es un edificio de origen románico del siglo XII con reformas y ampliaciones posteriores, construido en sillería, de nave única y capilla a cada lado, cabecera semicircular orientada al este y torre que destaca en planta en el noreste. En el exterior la fábrica románica de sillería se conserva en su práctica totalidad hasta la cornisa de piedra que recorre el perímetro exterior de la iglesia, incluido el ábside, sostenida por canecillos lisos en su mayoría aunque algunos de ellos presentan ornamentación de bolas, algún motivo vegetal, rollos y dos de ellos, flanqueando la fachada oeste, están decorados con cabezas humanas.

2017-12-08_11-59-59.jpg

 Labata

La singularidad de la parroquial es la organización interior en planta central cubierta por cúpula gallonada sobre pechinas con ocho grandes óculos de iluminación que en el exterior sobresale en forma de cimborrio octogonal de ladrillo. Al interior el espacio central está decorado con grandes columnas y pilastras con basas áticas, fustes estriados y capiteles corintios compuestos que terminan en un entablamento formado por arquitrabe, friso con dentículos y cornisa moldurada. El coro se sitúa a los pies de la iglesia, en alto sobre la entrada, sobre semicúpula vaída sobre pechinas y con frente en arco carpanel.

P1000544 (3).JPG

Junzano

La ermita de Nuestra Señora de Torrolluelas es un edificio de planta rectangular, nave única, sacristía que resalta en planta en el muro del Evangelio y cabecera poligonal orientada al sur, construido en piedra sillar, mampostería dispuesta en hiladas regulares y tapial de tierra revocado. La entrada está situada a los pies, en el muro norte, y está protegida por un pórtico cubierto con tejado a tres aguas, abierto en el frente mediante un arco de medio punto con la rosca de ladrillo dispuesta a sardinel y con bóveda elíptica rebajada sobre pechinas que apean en veneras, en el interior. La puerta de la iglesia se abre en arco de medio punto de piedra moldurado con una sucesión de boceles y mediascañas. En la parte superior de la fachada se encuentra una espadaña de ladrillo. Los muros exteriores están articulados mediante cadenas y esquinazos de piedra sillar. Tiene adosada la casa del santero al lado de poniente y al de levante, junto a la cabecera, la sacristía.

P1000703.JPG